El hombre actual y su espiritualidad

Espiritual no es aquel que hace cursos específicos, que lee sobre temas filosóficos, adquiere información y conocimiento que solo utiliza para enriquecimiento mental y que emplea a modo de “curriculum espiritual”, sin tomar conciencia de que no solo somos mente y que la evolución espiritual realmente la obtendremos a través del equilibrio de mente y corazón. La mente y el conocimiento son instrumentos muy valiosos para el hombre siempre que seamos capaces de ser y vivir “eso” que conocemos. De hecho nuestra evolución espiritual no la determina la capacidad de conocimiento sino la de Amar.

El hombre actual en su crisis existencial quiere hacer caso omiso a su búsqueda espiritual y en el mejor de los casos le adjudica un tiempo determinado o generalmente escaso, dedicando en dicho caso un apartado o tiempo para su práctica o por lo general para su conocimiento. Es desde este punto, o sea la mente, que proyecta su espiritualidad, llegando al conocimiento a veces de temas muy trascendentes que a menudo rebasan el entendimiento y nos crean un concepto un tanto abstracto de en qué consiste y cómo vivirla.

Para vivir la espiritualidad no tenemos que vestirnos de manera diferente, vivir extrañamente, tener aspecto determinado, hacer prácticas especiales, etc., solo necesitamos querer “limpiar nuestra alma y la mente” viviendo con la Verdad y dentro de un orden, de modo que según las necesidades que demanda nuestro espíritu desarrollemos un sentir y pensar que den una actitud y hacer en consonancia. Con esto no queremos decir que las diversas prácticas religiosas o filosóficas no sean útiles, por supuesto que los son, pero sin ese trabajo de autoconocimiento y transformación aplicadas al momento a momento, éstas no dejan de ser una teoría o proyección mental de lo que nos gustaría ser. La prueba está en que cuando intentamos vivir lo que conocemos empiezan las dificultades, ya que en la mayoría de las ocasiones nos hemos marcado un fin u objetivo muy válido y elevado pero no sabemos cómo lograr su realización, a “ser eso”, pasando a concienciarnos de que somos poseedores de un gran cúmulo de conceptos vacíos de contenido y enseñanzas elevadas que para poderlas desarrollar o vivir nos faltan pasos previos.

Efectivamente nuestro afán de “ser”, en otros casos de “correr espiritualmente”, de grandezas,… nos impide aceptar y asumir nuestras pequeñeces, asi como recibir las ayudas necesarias para hacer ese “camino del día a día”, desde lo pequeño, con el sentir adecuado y de la manera que demanda nuestro bagaje espiritual y no nuestra mente.

Siendo conocedores de las inquietudes y limitaciones humanas, hemos desarrollado, en la Fundación Neghadá, un sistema de trabajo espiritual (Iniciación por la alquimia interna) en el que partiendo de la realidad que nos rodea y las posibilidades que marcan las circunstancias de nuestras vidas, de una manera progresiva y eficaz comencemos por la transformación de nuestro mundo interno y como consecuencia lo que nos rodea, lo cual nos permitirá vivir con la certeza de hacer lo que nos corresponde como almas, lo cual da la satisfacción y descanso de hacer lo debido. En pocas palabras se puede considerar que con ello y aplicado en cada momento logramos una forma de vivir desde el espíritu.

Anuncios

Responses

  1. Hola, paz y bien
    Esto es una toma de contacto, ¿nueva?. No. Ya nos conocemos. Pero, de momento es difícil contactar de otra manera. Quizá esta sea la solución.
    Vosotros sois conocedores de mis inquietudes y limitaciones. Sabéis que estoy pasando ahora un momento duro. Sabéis de mi cobardía, envidia, celos, etc… Sabéis. Pero yo no sé cómo hacer.
    os quiero.
    Un abrazo, Isla
    Sé que sabéis quien hay detrás de Isla, y por qué este seudónimo y este anónimo.

  2. En el tercer párrafo, dice viviendo con la Verdad…… pero primero habrá que saber que es la Verdad. ¿que es la Verdad?

    • Hola Santiago,
      Es una buena apreciación y mejor pregunta, pues son puntos esenciales que a menudo se dan por conocidos o cada uno puede aportar su propia definición.
      A ¿qué es la Verdad? se puede responder con diversas definiciones pero siempre nos tendremos ceñir a la Verdad (surge del principio de la creación) y no tanto a la verdad (aplicada por ser humano). Esta última se puede definir como la conformidad de las cosas con el concepto que de ellas forma la mente del individuo. Esta es la que manejamos en nuestro día a día, y aplicamos según conocimientos, creencias, intereses… que se tienen. Por tanto se pueden dar diversas verdades sobre una misma cosa, pudiendo tener cada uno una porción de la misma.
      Cuando hablamos de la Verdad, nos vamos a lo que ES desde el principio de la Creación, donde encontramos que somos seres creados con unas virtudes, capacidades, objetivos,….. que nos llevan a SER una creación a su Imagen y Semejanza, pero en la desconexión que el ser humano hace de esa TOTALIDAD, lleva a comenzar a jugar a ser “creador”, convirtiéndose en procreador, dejando la vida Verdad y viviendo la creada por el mismo para saciar el orgullo, la vanidad, la soberbia y todos aquellos intereses que se desarrollan desde el egoísmo, el cual se ha encargado de cortar ese “cordón umbilical” que nos permitiría vivir en sintonía con nuestros semejantes, y demás formas de vida que nos rodea.
      Cuando hablamos de vivir la vida Verdad, equivale a decir buscar el conocimiento de qué somos y a qué hemos venido a esta vida, lo que nos puede llevar a tomar consciencia de la parte errónea que hemos desarrollado y damos como validad o como “verdad”. Si nos disponemos a la transformación de esa parte “negativa”, nuestra vida se ira encausando en dicha Verdad.

      “Quien busca la verdad con acritud es indudable que lo que desea es hacer prevalecer la suya. Quien busca la Verdad con humildad, con paciencia y espíritu de renuncia, es indudable que esta muy cerca de la Verdad”.

      • Gracias por el comentario, pero como siempre, las preguntas se suceden y siguen ahí sin respuesta clara, por ej. “el conocimiento de qué somos”

  3. ¿Acaso se puede abarcar la TOTALIDAD o la VERDAD plena de algo?, por esta razón el ser humano tiene que salir progresivamente de su ignorancia, conociéndose, cuestionándose y buscando el conocimiento necesario. No basta con acceder a las respuestas que otros ya tienen, debemos trabajarnos lo dicho, porque así pasaremos a SER eso, a sentirlo y formara parte de nosotros, de lo contrario será algo más que se almacena en la mente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: